Emociones y productividad

Emociones y productividad en el trabajo

Si te gustó, ¡comparte!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Quizás te has dado cuenta que en un ambiente laboral no solo importan las capacidades técnicas, la edad o los estudios que tenga una persona. Factores como la personalidad, las actitudes, las relaciones que se forman y las emociones que se generan en el día a día pueden ser determinantes en el éxito de un proyecto o en el cumplimiento de los objetivos organizacionales. Por lo tanto, no es tan difícil darse cuenta que existe una relación entre emociones y productividad. ¿O piensas algo distinto?

Cada trabajo es diferente y requiere habilidades especiales. Así como una persona que trabaja en ventas requiere de habilidades para socializar y un investigador requiere de habilidades analíticas, hay tareas que requieren de creatividad y la capacidad para resolver problemas. ¿Entonces las emociones afectan la productividad de manera diferente de acuerdo al tipo de tarea?

En el estudio “Emotions and Perceived Productivity of Software Developers at the Workplace” publicado el año 2021, un grupo de investigadores intenta responder si las emociones tienen un efecto especial en el rendimiento de desarrolladores de software. Por lo general, estos profesionales requieren de un perfil especial, que combina habilidades técnicas y de la capacidad de crear soluciones creativas para resolver problemas específicos.

¿Cómo lo hicieron?

Le pidieron a un grupo de 21 desarrolladores de software profesionales que durante 2 a 3 semanas completara reportes a lo largo del día (en promedio cada trabajador completó el reporte 5 veces por día) en el que indican cómo se sentían (molesto, calmado, en control…) y su opinión sobre su productividad. De esa manera, tenían un registro cualitativo de lo que los trabajadores percibían en relación a sus emociones y su productividad en distintos momentos del día.

Esta información era complementada con datos cuantitativos obtenidos con una pulsera inteligente. Esta pulsera, que usaron los participantes durante el día, permitió a los investigadores llevar un registro de reacciones biométricas como las pulsaciones o la actividad electrodérmica. Es conocido que tanto la piel como las pulsaciones reaccionan cuando nos sentimos en estado de alerta o excitación, estresados, interesados y atentos en algo, incluso con ansiedad o frustración, por lo que pueden ser utilizados como predictores de cómo se sentían los trabajadores.

Tanto el auto-reporte con las percepciones de los trabajadores y los datos registrados por la pulsera permiten conocer cómo las emociones y la productividad van variando a lo largo del día y en relación con las tareas que iban realizando. Interesante, ¿o no?

¿Y qué aprendieron sobre emociones y productividad?

Los resultados muestran que efectivamente los desarrolladores sienten distintas emociones a lo largo del día. En general, tienen emociones positivas, en que se sienten tranquilos trabajando y en control con sus tareas.

Los trabajadores además se sienten más satisfechos, contentos y en control a medida que sienten que han sido productivos durante el día. Esto se relaciona con que los participantes en el estudio sentían emociones positivas cuando cumplían con sus tareas y cuando estaban en un estado de “flow”, en que eran capaces de trabajar concentrados durante un largo periodo de tiempo, enfocados y sin grandes errores que les impidieron avanzar. Esto se lograba cuando el código no tenía errores, eran capaces de trabajar de manera colaborativa o tenían reuniones constructivas.

En cambio, las emociones negativas surgen cuando tienen problemas que les impiden avanzar, herramientas deficientes o sienten fatiga. También los problemas familiares y problemas individuales eran una fuente de malas emociones en el espacio de trabajo.

Un aprendizaje que puede ser útil en tu día a día es que en los momentos que emergen las emociones negativas, tomar una pausa y descansar te ayuda a restaurar las emociones positivas.

La importancia de medir las emociones en el ambiente de trabajo

Este estudio es un ejemplo de cómo mediante herramientas como el auto-reporte y el registro biométrico con una pulsera es posible tener una noción de las emociones que sienten las personas en tu espacio de trabajo y con ello generar estrategias para mejorar las relaciones, las dinámicas y aumentar la productividad.

Amor por la Marca es una herramienta que también te permite medir lo que las personas sienten en tu espacio de trabajo, ayudándote a identificar los aspectos que generan emociones negativas y que debes mejorar, y lo que genera emociones positivas que debes reforzar. De esta manera creas un espacio en el que las personas desarrollan sus tareas y conviven de buena manera, generando las condiciones para aumentar la productividad en tu organización.n

Te puede interesar...

Mide las emociones que generas en las personas ❤️

Mide como lo hacen las grandes empresas

Mide y gestiona las emociones que genera tu contenido en redes sociales y aumenta tus SEGUIDORES y la INTERACCIÓN.

Mide y gestiona las emociones que genera tu servicio o producto y aumenta la LEALTAD, RECOMENDACIONES y VENTAS

A %d blogueros les gusta esto: